¿Sabías que podés producir una vitamina para prevenir el deterioro cognitivo?

Cuando tu microbiota se encuentra en eubiosis, es decir en “equilibro”, con una buena diversidad y con una buena capacidad para producir ciertos metabolitos, tiene también la posibilidad de producir dosis adecuadas de vitamina K2 (menaquinona), que actúa tanto a nivel intestinal como sistémico a través de diferentes funciones. 

Esta vitamina contribuye a mejorar la salud de los huesos, a prevenir la calcificación coronaria y tiene la gran función de modular la actividad del sistema nervioso. 

Si producto de tus hábitos del estilo de vida, tu ecosistema intestinal se encuentra en disbiosis, es decir que está empobrecido, con una baja capacidad de producir metabolitos benéficos, esto puede asociarse a una mayor probabilidad de deterioro cognitivo 

Estudios de investigación han demostrado que la administración de vitamina K2 puede contribuir a recuperar diferentes alteraciones funcionales, tanto conductuales como habilidades cognitivas, y a disminuir la neuroinflamación (inflamación de las neuronas); factores que están asociados a la disbiosis de la microbiota.  

 

 

La vitamina K2 es aportada por los alimentos y lo increíble es que se estima que una microbiota saludable puede producir hasta el 50% del requerimiento diario de este micronutriente. ¡Esta es otra razón para cuidar tu ecosistema intestinal! 

Entre los alimentos que mayor contenido aportan encontramos a los vegetales verdes como el kale, la espinaca, los alimentos fermentados como el natto, el chucrut o los lácteos fermentados.
 

La necesidad de administración de vitamina K2 como suplemento debe ser evaluada e indicada por tu médico ya que está contraindicada en personas con problemas de coagulación, alteraciones de la función hepática, entre otros. 

Estos descubrimientos nos permiten reforzar aún más, la relevancia que tiene contar con una microbiota que cuente con la maquinaria para producir vitamina K2. En Rewell evaluamos cuál es la capacidad de tu microbioma intestinal de producir esta vitamina, lo que te permitirá conocer si es necesario que realices algún cambio específico en tu alimentación. 

 

Fuente: Neuroprotective effect of Vitamin K2 against gut dysbiosis associated cognitive decline. Elsevier, 2023, Kaberi Chatterjee y col.